Dastis y su realidad ficticia.

El Ministro Dastis, diplomático desde 1983 (tenía 28 añitos), lleva 34 años cobrando sueldos que están muy lejos del salario mínimo. Debido a su trabajo como director, director jefe, asesor, asesor ejecutivo, secretario ante Naciones Unidas, etc, ha trabajado fuera de España en muchas ocasiones y moviéndose en esferas totalmente desligadas de la gente corriente. Aun así, se permite comprender y meterse en las necesidades y aspiraciones de los emigrantes españoles. Así le quedó el discurso, totalmente fuera de la realidad y de la miseria que asola a su país. Él vive en un mundo acolchado, dulcificado por las prebendas de los altos funcionarios. Con su licenciatura ha llegado mucho más lejos que sus emigrantes paisanos que, con doctorados y títulos de máster están sirviendo hamburguesas en un McDonald de Gloucester. (Ver currículum del ministro)

20161104_ministro

Dice que no se puede comparar la emigración de hoy con la de los años 60 del siglo XX. Efectivamente no resiste la comparación. Todos los expertos han coincidido que es la recesión más importante desde El Crack del 29, por lo tanto, las necesidades y el horizonte negro al que se han tenido que enfrentar los ciudadanos gobernados por Dastis no tienen parangón con la emigración de los años 60. La reducción de posibilidades en la realización de un proyecto de vida por la falta de trabajo, ha estado acompañada de otros factores que han hecho insoportable para muchos el permanecer en su país. La legislación hipotecaria ha tenido mucha importancia en el deterioro de la confianza en el sistema económico español por parte de sus ciudadanos y la corrupción a gran escala otorgaba y otorga una sensación de impunidad que, unido a la falta de espectativas, han hecho que los ciudadanos opten por la marcha. Pero ésto no acaba aquí.

El ajuste económico severo que se ha instalado en la gestión política de nuestros servicios han terminado de convertir un país para vivir en un país para olvidar (al menos momentáneamente) para muchos padres de familia y jóvenes que se han visto obligados a probar suerte en otro país.

¿Puede saber él, alejado de las rentas bajas o del desempleo, el motivo de la emigración en España a consecuencia de la crísis? Yo creo que no. No tiene ni pajolera idea.

Jesús López

jesuslopez@laplataforma.org

cropped-cropped-cabeceraplataforma1.png

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s