Inscritos en PODEMOS reclaman al Ayuntamiento que publicite el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda e inste a la Junta de Andalucía a “elaborar planes de vivienda en consonancia con los datos económicos de los demandantes en el registro.”

Jesús López y Antonio Cabello han presentado un escrito en el registro del Ayuntamiento y dirigido al Consistorio para que se inste a la Junta de Andalucía a “elaborar planes de vivienda en consonancia con los datos económicos de los inscritos en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda”, “teniendo en cuenta que los anteriores han sido fallidos en gran parte por la carencia de ingresos suficientes por los demandantes”. Por otro lado, han solicitado que se publicite de manera “intensa” por medios electrónicos, como la página web del Ayuntamiento, la existencia de tal registro y la necesidad de inscribirse para conocer el número real de personas con necesidades de vivienda en nuestra localidad.”

whatsapp-image-2017-01-30-at-11-40-35

La falta de planes de viviendas se suma a la situación de crisis y quienes las necesitan no pueden comprarlas. El desequilibrio entre la demanda y la oferta que excluyó del mercado a decenas de miles de personas durante el boom inmobiliario no se ha corregido. La profundidad de la crisis económica, la caída del mercado inmobiliario o el problema social derivado de los numerosos desahucios, lo han dejado fuera de foco, pero el problema persiste y afecta especialmente a los jóvenes.

El 93% de las 111.887 personas inscritas en el registro de demandantes de viviendas de Andalucía dispone de unos ingresos netos anuales inferiores a 18.600, unos recursos muy limitados —no llegan a 2,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples)—, que no les permite comprar. El 7% restante (7.904 solicitantes) tiene un nivel de renta que oscila entre 18.600 y 33.500 euros.

Esta imposibilidad explica en buena medida que no se hayan cumplido las expectativas del Plan Concertado de Vivienda Protegida y Suelo 2008-2012, aunque el cambio de las condiciones socioeconómicas y, sobre todo, la falta de financiación por parte de las entidades bancarias, han sido las causantes de que apenas se hayan promovido 52.000 casas, poco más de la mitad.

El dato de la disponibilidad de renta obtenido del registro señala claramente que los futuros planes de vivienda deben cambiar de orientación y centrarse en las promociones en régimen de alquiler y la rehabilitación, pero más importante es que se SE DEBE VOLVER A PLANES DE VIVIENDA EN LOS QUE LOS MÁS DESFAVORECIDOS (ESPECIALMENTE LOS JÓVENES) NO ESTÉN SUJETOS AL MERCADO HIPOTECARIO. ES LA JUNTA DE ANDALUCÍA LA QUE DEBE GESTIONAR DE MANERA DIRECTA LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA CON LOS DEMANDANTES SIN INTERMEDIACIÓN DE LA BANCA. Hasta ahora, las políticas de vivienda se han centrado mayoritariamente en el régimen de venta, hasta el punto de acaparar el 80% de las actuaciones, pero ya el plan de los últimos cuatro años se reprogramó y bajó hasta menos de la mitad ante la evidencia de las dificultades para obtener financiación.

La mayoría de quienes necesitan casa son menores de 35 años. El registro de demandantes, creado precisamente para conocer con detalle las necesidades de quienes piden una VPO, su perfil y sus condiciones familiares y socioeconómicas, desvela que aunque el crédito circulara, los niveles de ingreso son tan limitados para la inmensa mayoría que muy difícilmente podrían conseguir que se los concedieran y hacerles frente. El 62% de los demandantes (69.548) son menores de 35 años y dos de cada tres prefieren un alquiler con opción a compra.

Cuando tradicionalmente el problema ha sido la falta de oferta de vivienda protegida, ha resultado que ahora los ayuntamientos realizan promociones que quedan vacantes por las dificultades de financiación de los adquirentes. El Ayuntamiento de Málaga por ejemplo, no ha encontrado comprador para 200 viviendas de una promoción de 1.600 para la que recibió más de 23.000 solicitudes. Hizo la adjudicación por sorteo y cuando empezaron a producirse renuncias se dirigió a los excluidos sin lograr completar el cupo por dos razones principales, los bancos no facilitaban los créditos o se habían quedado en paro. Finalmente el Consistorio tuvo que reclasificarlas para ponerlas en régimen de alquiler.

La Plataforma.

info@laplataforma.orgcropped-cropped-cabeceraplataforma1.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s